Fashion Revolution week -¿Quien hizo mi ropa_ ¿Who made my clothes _ vf

La importancia de la Fashion Revolution Week

La vida sigue pese a estar en confinamiento, y esta semana de abril nos trae los recuerdos y conmemoraciones de la gente que sufre las consecuencias de una moda rápida. Y es que esta semana es la Fashion Revolution Week; una semana donde la moda (más consciente) se revoluciona y pide a gritos un cambio.

Pese a que lleva ya 7 años celebrándose, y se ha creado todo un movimiento muy activo en todas las partes del mundo, es posible que no sepas bien de que va; así que te traigo algo de su historia, su misión y sus objetivos.

¿Qué es el Fashion Revolution?

El 24 de Abril del 2013, unas 1,130 personas murieron cuando el complejo de fábricas Rana Plaza colapsó en Dhaka, Bangladesh. 2,500 más fueron heridos. Las personas atrapadas bajo esos 8 pisos estaban trabajando para marcas de moda conocidas; en uno de los muchos accidentes por negligencia que invaden la industria de la moda.

Fashion Revolution nació ese día; fue como una llamada para luchar contra un modelo que no se sostiene. El costo de la moda no debería valer la vida de alguien, ni el impacto ambiental tan brutal que trae la industria textil. Pese a que hay mucho que cambiar ( y más ahora con la crisis del corona virus), este movimiento ha abierto una ventana para un cambio significativo. El Fashion Revolution llegó para quedarse.

Utilizamos la ropa casi desde el principio de nuestra existencia; pero no siempre ha sido producida y consumida como lo estamos haciendo ahora. Desde los años 80 se empezaron a copiar estilos de pasarela muy rápido, con un coste de producción bajo y poniéndolos en tiendas en poco tiempo. Hacia el 2005, la moda ya era un gran negocio en todo el mundo; la producción se había trasladado a países con salarios más bajos, menos regulaciones y protecciones hacia lxs trabajadorxs (especialmente mujeres) y el medio ambiente.

¿Porqué sumarnos al Fashion Revolution?

Hay varios frentes en los que se enfoca Fashion Revolution que aquí te explico.

  • DERECHOS HUMANOS Y CONDICIONES DE TRABAJO

Fashion Revolution week -¿Quien hizo mi ropa? ¿Who made my clothes _ 2La moda es uno de los sectores más influyentes en cuanto a tema financiero, tendencias, creencias, actitudes, identidad y cultura. También es de las industrias con más trabajo intensivo; donde intervienen muchas personas que se dedican a la agricultura, fábricas, diseño, producción artesanal, producción masiva, transportistas, venta…

Lo que denuncia Fashion Revolution son las condiciones de trabajo donde la explotación y violación de derechos humanos sigue estando presente en demasiados lugares; con horas extras obligatorias, falta de seguridad, mala salud, discriminación y acoso sexual … En realidad no hace falta irse muy lejos, ya que este tipo de problemas existen en países del norte también.

Aunque ya hace 5 años de este informe, quiero compartirlo para que quede más claro cómo funcionan las marcas en cuanto a su producción y el descontrol que llevaban en ese momento (por desgracia no se diferencia mucho de ahora). El informe ‘Behind the Barcode’ encontró que “… de 219 marcas encuestadas el 91% no tenía pleno conocimiento de donde provenía el algodón que utilizaban; el 75% no sabe la fuente de sus telas y solo la mitad tenía en cuenta donde se cortan y se cosen sus productos. Si las empresas no saben cómo y dónde se hace su ropa, entonces no hay manera de que se aseguren que los derechos humanos están siendo protegidos en sus cadenas de suministro.”

36 millones de personas viven en esclavitud moderna y muchxs trabajan para marcas occidentales.

  • RESIDUOS

Los residuos son una de las problemáticas más grandes para la industria de la moda y los textiles. Sólo el 20% de los textiles se reciclan cada año en todo el mundo.

Se pueden clasificar en dos tipos:

1) Pre-consumo: materiales sobrantes de la producción de prendas de vestir. Una fábrica textil puede producir entre el 5% y el 25% de residuos textiles pre-consumo en su producción anual total.

2) Post-consumo: es lo que se descarta por los consumidores después de su uso.

  • AGUA, QUÍMICOS Y CARBÓN

El algodón representa el 90% de todas las fibras naturales utilizadas en la industria textil; y se utiliza en el 40% de las prendas de vestir producidas en el mundo. Requiere una gran cantidad de agua. Una camisa de algodón utiliza alrededor de 2,700 litros de agua, la cantidad que normalmente bebemos durante un período de 3 años. Además, el algodón no orgánico utiliza el 22.5% de los insecticidas del mundo y el 10% de todos los plaguicidas; que es el 2.5% de la tierra agrícola del mundo.

El 17-20% de la contaminación industrial del agua proviene del teñido y tratamiento de textiles; y un estimado de 8,000 productos químicos sintéticos se utilizan para convertir la materia prima en productos textiles. Estos residuos pueden ser cancerígenos, tóxicos, mutágenos y tienen efectos perjudiciales en los sistemas reproductivos humanos.

  • PÉRDIDA DE CULTURA Y HABILIDADES

El patrimonio artesanal va desapareciendo. Debido a la fabricación en serie, corremos el riesgo de perder las técnicas antiguas que se transmiten de generación en generación en comunidades de todo el mundo. Tenemos que dar valor a estas artesanías que poco a poco están muriendo, y hacer más por conservar las culturas y técnicas tradicionales.

  • CONSUMO EXCESIVO

La forma en que consumimos ropa ha cambiado en los últimos 20 ó 30 años. Compramos un 400% más de ropa y pagamos menos. Más de 80 mil millones de prendas se producen cada año

Siempre han habido dos colecciones de ropa al año; ahora llegan a las tiendas cada una o dos semanas.

  • TRANSPARENCIA Y TRAZABILIDAD

Es mucho lo que se oculta dentro de la industria de la moda debido a su dimensión y complejidad. El público desconoce cómo funciona todo; desde la fibra, hasta el producto final. Además de que no sabemos que ocurre con la ropa cuando nos deshacemos de ella.

Necesitamos más transparencia. Ésta implica apertura, comunicación y rendición de cuentas. La transparencia es un enfoque para hacer negocios y un comportamiento profesional. La transparencia es un medio para una mejor industria, no un fin en sí.

Nosotros queremos confiar en que lo que compraremos no esté hecho de la escasez de la vida de alguien más o de destrozar el medio ambiente.

¿Cuántos litros de agua contaminada o personas esclavas hacen falta para que nos demos cuenta de la necesidad de un cambio?